GMD
 

Pueblos abandonados en Cataluña

Irse a vivir allí quizás te suene demasiado arriesgado, pero si te encantan los lugares misteriosos y atrevidos, hacer una excursión en grupo, en pareja o en familia a estos pueblos abandonados de Cataluña es una experiencia obligatoria. 

De hecho, hay más de un centenar de pueblos abandonados dentro de las fronteras de Cataluña, a causa de la gran pérdida de población rural de los últimos años. Todo este fenómeno deja un escenario fantasmal y exótico que no te dejará indiferente. Te presentamos a continuación los pueblos abandonados en Cataluña que no te puedes perder. ¡Prepárate para dejarte sorprender!

pueblos abandonados cataluña

He creado un grupo en Telegram para hacer una pequeña comunidad de gente que le encantan los sitios abandonados o los pueblos abandonados de Cataluña, así que si queréis entrar en el grupo y ir creando una comunidad de esta bonita afición y encontrar entre todos lugares abandonados, aquí os dejo el grupo de Telegram.

Los pueblos fantasmas de Cataluña más bonitos

Concretamente, Cataluña cuenta con un total de 144 pueblos abandonados, 48 de los cuales se sitúan en la província de Lleida, 30 en Girona, 29 en Barcelona y 7 en Tarragona. Y, de todos ellos, cada uno con sus historias y sus fantasmas, he escogido los 3 que más me han gustado y que, por lo tanto, creo que no os podéis quedar sin visitar. 

La Mussara 

mussara pueblo abandonado

Del árabe musâra, que significa “lugar para pasear”, este despoblado se encuentra agregado al municipio de Vilaplana, al Baix Camp, Tarragona. Situado en el regazo de las Muntanyes de Prades, a 990 metros de altitud, goza de unas increíbles vistas al sur del Campo de Tarragona ya desde su fundación, cerca del siglo XIV. 

En el núcleo del que fue este pueblo encontrarás 8 edificios -todos en ruinas-, entre los cuales destaca la Iglesia de Sant Salvador y la casa de Cal Cassoles, ya que son las mejores conservadas. Además, en el perímetro municipal encontramos 7 masías aisladas, entre las cuales hay el Mas del Pou del Gel y el Mas del Peiró, donde se ha encontrado cerámica neolítica. 

La belleza enigmática y nostálgica de este lugar lo ha hecho pasar a formar parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. 

Peguera

pueblo abandonado

Este pueblo abandonado en Cataluña guarda una historia tan sugerente que no tiene desperdicio. Forma parte de Fígols, un municipio de la comarca del Berguedà, situada en la provincia de Barcelona. Peguera fue un antiguo pueblo minero que, después de un período de bonanza, fue cayendo en la decadencia. De hecho, fue el abandono de estas minas el que originó la decadencia gradual de este pueblo, situado a más de 1600 metros de altitud. 

Actualmente, las minas que allí se encuentran son su atractivo principal. La mayoría de turistas acuden a este remoto despoblado para ver los restos del que fue el Castillo de Peguera, que a partir del 1390 se convirtió en el centro neurálgico de la zona jurisdiccional de la Baronia de Peguera. También es muy recomendable visitar la antigua cantina minera, así como la ermita de San Miguel, de origen románico. 

Selma

selma pueblo fantasma

El último de sus vecinos abandonó el lugar a principios del siglo XX y, desde entonces, sus enigmáticas calles atraen a los curiosos turistas año tras año. Este pueblo fantasma en Cataluña se encuentra en la comarca del Alt Camp (Tarragona) y sus runas se pueden ver aún escondidas entre la vegetación, que las ha ido cubriendo con el paso de los años. 

El castillo que encabeza el despoblado fue construido en el siglo XII por Guillem de Sant Martí y dado a la Orden de los Templarios, quienes lo mantuvieron hasta su disolución. A su vez, el campanario de la iglesia parroquial sigue en pie, milagrosamente.  Se sabe que en el año 1358, el pueblo contaba con una cincuentena de casas, pero que sus habitantes se fueron desplazando progresivamente al municipio más próximo, el Pla de Manlleu. 

Hoy en día se puede acceder a Selma a través de la pista forestal que lo conecta desde Pla de Manlleu. 

Pueblos abandonados en Barcelona

Aquí tenéis el listado de pueblos abandonados de la provincia de Cataluña:

Jafra

pueblo fantasmal jafra

Este pueblo abandonado es un pequeño caserío, es decir, un conjunto de pocas casas en el campo, y está situado en el Macizo del Garraf, a 189 metros sobre el nivel del mar. Además, actualmente forma parte del patrimonio arquitectónico de Cataluña. 

Y es, a la vez, uno de los pueblos abandonados de Cataluña con más historia y misterio de todos. Data de 1139, y aunque en 1820 aún contaba con 183 habitantes, la plaga de la filoxera -parásito de viñedos- iría desplazando la población y dejándola a solo 19 habitantes a principios del siglo XX. 

Sin embargo, lo más interesante de este pueblo es la leyenda que le rodea. Se cuenta que una familia austríaca con tres hijos con problemas de salud se mudó a Jafra. Allí, justo al dar a luz a la cuarta hija -Melinda- la madre murió, y al cabo de poco tiempo también los tres hijos mayores. Con el paso de los años, el padre cada vez actuaba de manera más extraña. Una noche de octubre, Melinda a sus seis años huyó al jardín, perseguida por su padre completamente enloquecido. Dice la leyenda que la niña se cayó al pozo del jardín y nunca más se supo del paradero de ella ni del de su padre. Desde entonces, se dice que en los bosques del Garraf aparece Melinda para indicar a los visitantes el camino de vuelta a su casa, para que huyan de su malvado padre. 

Conjunto Histórico de Olèrdola 

pueblos abandonados cataluña

El antiguo poblado de Olérdola es actualmente un enclavamiento arqueológico estratégico que data desde la Edad de Bronce hasta la Edad Medieval, y que hoy en día acoge una de las sedes del Museu d’Arqueologia de Catalunya. 

Este conjunto amurallado está situado sobre una plataforma rocosa de 358 metros de altitud, encabezando la Plana del Penedés. Su larga y rica historia convierte Olérdola en un paradero perfecto para hacer una excursión con grupos escolares o en familia, gracias a los guías turísticos que os explicarán con todo tipo de detalles los secretos de este antiguo poblado íbero, romano y medieval. 

Es una excursión imprescindible para aprender de nuestra historia y a la vez estar en contacto con la naturaleza. 

Vilademager

pueblo abandonado cataluña

Ubicado en el municipio de la Llacuna, en la comarca de la Anoia, encontramos el Castillo de Vilademàger. Lo que en otros tiempos fue un castillo y una iglesia dedicada a San Pedro, hoy son unas ruinas que evocan la torre y las murallas que rodeaban el pueblo que hubo allí hace años, y que posteriormente descendió a la plana. 

En lo que respecta a su historia, la primera constancia del castillo se remonta en el año 987. Más tarde, durante el siglo XI, pasó a formar parte de la casa comtal de Barcelona, y posteriormente su propiedad fue oscilando entre familias aristócratas de la sociedad de la época. A su turno, la iglesia data de 1160, y se ubica dentro del recinto amurallado. Fue durante la Guerra Civil que se quemaron las imágenes y retablos que habían. En 1981, la Diputació de Barcelona inició la reparación y conservación arquitectónica de esta. 

Para acceder a este conjunto monumental, debes coger la pista medio-asfaltada que sale del extremo este de la Llacuna. ¡El paseo por la historia de este pequeño lugar no tiene desperdicio alguno!

Pueblos abandonados en Girona

Aquí varios pueblos fantasma de la provincia de Girona:

Molinàs

molinas pueblo

Este pueblo fantasma en Cataluña data de 1680, y está situado en medio de un valle a cuatro kilómetros de la costa, en la comarca del Alt Empordà. Trece viviendas componían el núcleo principal, contando además con diversas masías a los alrededores. 

Si bien este pueblo ha ido perdiendo población de manera progresiva, la ola de frío de 1956 marcó el punto y final. A consecuencia de las fuertes heladas, los cultivos quedaron cubiertos de hielo: los olivos, la principal fuente de ingresos de los habitantes, quedaron destrozados e inutilizables. Así, la situación fue crítica hasta que, finalmente, en 1980 los últimos vecinos de Molinàs abandonaron el pueblo. 

El singular encanto que rodea las calles y las casas desiertas de este pueblo han hecho que se le conozca por “el paraíso olvidado”, ya que se respira mucha paz y tranquilidad al pasear por sus recuerdos. 

Santa Creu de Rodes

santa creu rodes pueblo

Santa Creu de Rodes es un núcleo de población abandonado que se encuentra en el municipio del Port de la Selva, al Alt Empordà. Está a un kilómetro de distancia del monasterio de Sant Pere de Rodes y al lado de la Iglesia de Santa Helena. Actualmente, forma parte del Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. 

Es un pueblo medieval formado por los restos de viviendas, dos torres y una iglesia (de hecho, el único edificio del núcleo que se mantiene de pie). La iglesia data del año 974, pero no fue hasta los siglos XV y XVI que alcanzó gran importancia como punto de encuentro entre los pueblos de la zona. Pero poco tiempo después empezaría la decadencia de Santa Creu de Rodes, que llevaría a su desaparición como núcleo habitado en 1880, año en que la iglesia pasó a ser el santuario de Santa Helena. 

Lliurona

Nos encontramos delante de un caso curioso y particular de pueblo abandonado en Cataluña. La gracia es que Lliurona, situado en la Alta Garrotxa y haciendo frontera con el municipio de Bassegoda, ha conseguido renacer de sus cenizas y repoblarse de gente. Una luz de esperanza para muchos otros pueblos fantasmas, que quizás ven en Lliurona la posibilidad de volver a aparecer en los mapas. 

El caso es que este pequeño pueblo fue abandonado en los años 60, a causa de la crisis del carbón, pero hace unos años ha vuelto a la vida. ¿Cómo? Gracias a la voluntad de grupos de jóvenes que, en un intento de encontrar un sitio aislado y en contacto con la naturaleza, vieron en Lliurona la manera de encontrarse a ellos mismos. Hoy en día, pues, unas 50 personas -de las cuales 11 son niños y niñas- viven en este pequeño y acogedor pueblo gerundense. 

Pueblos abandonados en Lleida

Aquí el listado de pueblos fantasma de Lleida:

Tost

tost pueblo abandonado

Este es un pueblo semi-abandonado del municipio de la Ribera d’Urgellet, en el Alt Urgell. Y digo semi-abandonado porque no podemos tirar aún la toalla: actualmente hay 4 personas viviendo allí. Y ya lo dicen, que la esperanza es lo último que se pierde. 

Está situado en lo alto de un espolón rocoso a 785 metros por encima del nivel del mar, a la entrada de la Vall de Tost, un poco después de dejar el camino del río Segre. Si vas a visitarlo, encontrarás que solo se conservan las ruinas del castillo y de la iglesia de San Marí, también abandonada. 

Antiguamente Tost era un pueblo independiente, y su término municipal abarcaba toda la Vall del río Tost, con los pueblos de Montan de Tost, Torà de Tost i Sauvanyà. Pero en 1968 se fusionó con los otros pueblos de los alrededores en un nuevo municipio: la Ribera d’Urgellet. Concretamente, la villa de Tost data del siglo X, aunque de su castillo se tiene constancia desde el siglo IX. 

Ahora, sin embargo, la supervivencia de la Vall de Tost está amenazada por la construcción de un vertedero y una yesera por parte de una multinacional, pese a la oposición vecinal. Es por esto que, además de ir a visitar este maravilloso pueblo medieval para apreciar su intrigante historia, también animo a ir allí para impulsar el turismo en este lugar y no dejar que ningún proyecto destruya el patrimonio histórico y cultural de Tost. Y es que, muchas veces, recordar la historia y el patrimonio es lo único que nos queda como sello identitario y como forma de sobrevivir al olvido. 

València d’Àneu

valencia pueblo fantasma cataluna

También conocido como Àrreu, este pueblo fue abandonado a comienzos de los años 80. Forma parte del término municipal del Alt Àneu, a la comarca del Pallars Sobirà, y hasta 1972, era un municipio propio e independiente.

Si vas allí, podrás observar algunas casas bien conservadas, así como la Capilla de la Virgen de las Nieves, verdaderamente en un buen estado de conservación. Desde sus 1200 metros de altitud respecto al mar podrás apreciar unas vistas espectaculares de las montañas y los valles que rodean esta aldea fantasmal. 

Las casas del pueblo están alineadas sobre dos calles, pero no podrás ver todas porque gran parte de ellas quedaron destruidas a raíz de una avalancha de nieve ocurrida en 1803, y que acabó con la vida de 17 personas. Además, a las afueras del pueblo hay un pequeño aserradero. Lo más destacable del lugar es el Castillo de Àrreu, de origen medieval, de 20 metros de largo por 9 de ancho y con una muralla que le rodea de 1,2 metros de grosor. 

Finalmente, también recomiendo visitar la Capilla de la Virgen de las Nieves, ya que posee una forma de nave única, y en la puerta conserva aún un anagrama de Cristo esculpido en un buque de piedra. 

Aramunt Vell

aramunt vell pueblo abandonado

Este pueblo abandonado pertenece al municipio de la Conca de Dalt, de la comarca del Pallars Jusà. La vida fue abandonada a lo largo de los dos primeros tercios del siglo XX, aunque sirvió de refugio durante la Guerra Civil (1936-1939). Sus casas se han ido derrumbando, así como las dos iglesias que había: la parroquial de Sant Fructuós y la de Sant Antoni. Finalmente, el año 1972 marchó el último habitante de este municipio, Xisco de Casa Roca. 

Si das un paseo por sus calles y edificios en ruinas, rápidamente estarás contagiado de la atmósfera sugestiva y nostálgica que envuelve a este pueblo ido a menos. Se diferencian dos partes: la zona de “equipamientos públicos”, con la iglesia, el castillo, el cementerio, la escuela, etc, y la otra parte, con las viviendas de la población. De hecho, eran estas propias viviendas las que actuaban como murallas y solo se podía acceder al núcleo poblacional a través de dos portales. Además, es interesante fijarse en la importancia que llegó a tener Aramunt, ya que consta de tres ermitas, hecho poco habitual en municipios tan pequeños a no ser que gozaran de cierta relevancia social. 

Pueblos abandonados en Tarragona

Por último los pueblos abandonados y terroríficos de la provincia de Tarragona:

Pinyeres

Despoblado del municipio de Batea, a la Terra Alta, actualmente solo está habitado durante las recolecciones de frutas. 

En sus mejores tiempos, un total de aproximadamente 18 viviendas conformaban la localidad de Pinyeres, situada a los pies del Tossal del Moro, muy cerca del río Algars. El hecho de estar relativamente aislada de otros núcleos poblacionales acabó pasando factura a esta localidad, que por no tener, no tenía ni escuela ni médico. La falta de estos servicios básicos obligaba a la población a desplazarse hasta Batea, el pueblo más cercano, para satisfacer sus necesidades más básicas, y al final Pinyeres acabó siendo abandonado. Concretamente, los últimos vecinos en irse fueron Josep Peig y Fernanda Fuertes, un matrimonio que abandonó Pinyeres en 1973 y se trasladaron a Batea.

Y, pese a todo, aún hoy en día, cada primer domingo de agosto, los antiguos vecinos de Pinyeres vuelven a su pueblo de origen para celebrar el día de la Fiesta Mayor, donde escuchan una misa y dan cuenta de un sencillo ágape. 

Montargull

montargull pueblo fantasma

Haciendo frontera con la província de Lleida, el despoblado de Montargull se encuentra en la Conca de Barberà, a la cúspide de una montaña, a 845 metros de altitud. Quizás fue precisamente este enclave, tan aislado de todo y con malas condiciones de terreno, lo que llevó a sus habitantes a abandonar Montargull en los años 60. 

Cinco casas y cuatro masías dispersas era lo que daba de sí este pequeño pueblo, y cada una de ellas tenía bodega y cisterna para recoger el agua de la lluvia y un horno para hacer el pan. Pero, como pasó en Pinyeres, la falta de servicios públicos como escuelas o farmácias acabó pasando factura, y los habitantes emigraron hacia Santa Coloma de Queralt, el pueblo más cercano. Ahora, lo más visible son las ruinas de la iglesia de estilo románico, de la cual se pueden distinguir aún algunos rasgos característicos. 

Y también como en el caso anterior, los vecinos se reúnen una vez al año, en este caso a finales de julio, para celebrar Sant Jaume y evitar que se apague la llama que años atrás daba calor a Montargull. 

Gallicant

gallicant pueblo fantasma cataluna

Se trata de uno de los pueblos más antiguos de la comarca del Priorat, y además tenía el prestigio de estar situado en la vida romana que conectaba con Vic. Pero el paso de los años no jugó a su favor, y la falta de comunicación y las duras condiciones de terreno obligaron a sus vecinos a desplazarse hacia Arbolí -el pueblo más próximo- dejando en ruinas edificaciones que datan de 1720. 

Ocho viviendas colocadas en filera de manera compacta componían Gallicant. Hoy end ías, si vas allí, encontrarás que ninguna de estas edificaciones goza de techo, ni de tabiques ni de vigas. En los años 50 se intentó revivir este pueblo, pero fue un intento fracasado: si bien es cierto que la construcción del campamento militar Los Castillejos, situado a 3km, dio un soplo de aire fresco a Gallicant, pronto la falta de ocio y actividades de tiempo libre volvió a constatar la agonía de este pueblo, que había quedado anclado en el pasado.  

Marmellar

marmellar pueblo abandonado cataluna

Es conocido como “el pueblo de las tumbas vacías”. Y es que este pequeño despoblado, el último pueblo fantasma en Cataluña del que hablaré en este post, guarda una historia milenaria que fue interrumpida cuando quedó abandonado, y desde entonces las leyendas y las historias fantasmagóricas se han apoderado de él. 

Situado en la comarca del Baix Penedès, a 532 metros de altitud, los primeros indicios de vida allí datan del año 1023, época donde ya se tenía constancia del Castillo de Marmellar. El pueblo se servía del agua de la ribera de Marmellar, actualmente seca, para uso doméstico y social. A lo largo del siglo XVIII, la población era ya muy reducida: unos 60 o 70 habitantes. FInalmente, fue el incendio de 1976 el que asoló la zona y llevó al abandono definitivo de este pueblo. 

En 1993 se encontró una mujer calcinada en Marmellar. Y tres años más tarde, en 1996, se encontró otra joven asesinada. Estos dos incidentes, sumados a la aparición de pintadas satánicas en las ruinas de los edificios, han contribuido a alimentar las leyendas y mitos que se cuentan de este pequeño pueblo tarraconense. ¿Serán ciertas? ¡Tendrás que ir para comprobarlo!

Espero que os haya gustado el post de pueblos abandonados de Cataluña. ¿Habéis echado en falta algún pueblo ? Escribirlo en los comentarios!

Código descuento Airbnb Encuentra más Viajes

Comentarios en Pueblos abandonados en Cataluña:

  1. José |

    Me acabo de unir a vuestro grupo de Urbex! la verdad que esta genial crear cultura y felicidades por este bonito post de los pueblos abandonados en cataluña.
    Algunos de los que nombras no los conocía! ahora a ver si quitan las restricciones de movilidad haré un par de excursiones para visitarlos! Vamos hablando por el grupo de Urbex

    1. David Gutiérrez |

      Me alegro que te haya gustado el listado de los pueblos abandonados en Cataluña! Y vamos hablando por el chat de urbex cataluña!

  2. Isaac |

    Muchos pueblos abandonados que mencionas los conocía por a ver ido anteriormente a visitarlos pero algunos no tenía ni idea de su existencia! Me he unido al grupo de urbex cataluña para descubrir más pueblos abandonados con vosotros

    1. David Gutiérrez |

      Me alegro que te haya gustado el listado de pueblos abandonados en Cataluña!
      Te va a encantar en el grupo ya somos unos cuantos apasionados por el Urbex y cada fin de semana hay gente viendo y encontrando lugares abandonados y pueblos abandonados en Cataluña, envía tus fotos de los pueblos por telegram!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores
¿Quieres aparecer aquí? Envíame un email
[email protected]