GMD
 

Qué ver en Biarritz

Biarritz es una ciudad costera del norte del País Vasco francés, conocida sobre todo por su larga tradición surfera y sus paisajes espectaculares. Está situada en el territorio histórico de Lapurdi, en el departamento de los Pirineos Atlánticos y la región de la Nueva Aquitania. 

que ver en biarritz

Este es un municipio que se reivindica como parte de Occitania y a la vez del País Baco Norte. Y es que, realmente, está situada al suroeste de Francia, a tan solo una distancia de 18 kilómetros de la frontera con España. Concretamente, Biarritz limita al norte con Anglet, al sureste con Arbona y Arrangoitze, al sur con Bidarte y al oeste con el mar Cantábrico. Este conforma una de sus principales atracciones turísticas, ya que es una ciudad que vive de cara al mar y donde este es el principal protagonista. De hecho, durante el siglo XVIII, los doctores solían recomendar a la gente que fuera a bañarse a Biarritz por las propiedades terapéuticas de sus aguas. 

A este poderío que adquiere el mar, también se le suma el casino municipal de Biarritz, abierto desde el 10 de agosto de 1901, y el cual es también una de las principales insignias de dicha ciudad. 

biarritz

Concretamente, esta ciudad empezó a ganar fama en 1854, año en el que la emperatriz Eugenia de Montijo, la esposa de Napoleón III, mandó construir un Palacio en la playa, conocido actualmente bajo el nombre de “Hotel du Palais”. Además, la familia real británica ha pasado largas temporadas en las playas de esta bonita ciudad. A principios del siglo XIX Biarritz era una pequeña ciudad de pescadores, y esta fue evolucionando hasta convertirse hoy en un lugar con aire ostentoso y romántico, propio de la Belle Epoque. 

Sea como sea, esta mezcla de culturas que caracteriza Biarritz, hace de este municipio un lugar mágico que tiene la capacidad de enamorar a cualquier persona de cualquier lugar del mundo. Su sintonía con las playas y el casco histórico, sus paisajes de ensueño, su pasado señorial y su imponente mar Cantábrico presidiendo la ciudad, hacen de Biarritz una visita obligatoria. Y solo para vascos, españoles, o franceses, sino para cualquier persona de cualquier lugar del mundo. ¡“Pasen y vean”, que se suele decir!

que ver en biarritz

Así pues, traigo una recopilación de los mejores lugares que ver y descubrir el Biarritz, para que no te descuides de ver nada de esta maravillosa ciudad. Este verano es el momento perfecto para conocer este lugar, o, incluso si ya lo conoces, para revisitarlo, porqué siempre se pueden descubrir zonas nuevas, y las ciudades siempre tienen sorpresas escondidas, por mucho que las conozcas. Ya lo sabes, como se suele decir: ¡Pasen y vean!

Mejores lugares que ver en Biarritz

Grande Plage

que ver en biarritz plage grande

La “plage” es la playa, y en concreto la Grande Plage es una de las mejores playas de Biarritz, y también su playa central. Parada obligatoria y fácilmente reconocible por las tiendas de colores de arena que puedes alquilar, este es un lugar ideal para practicar surf o pasear tranquilamente a lo largo y ancho de su bonito paseo marítimo. En este paseo, encontrarás otros puntos claves de Biarritz, como su casino, su piscina municipal, y el Palacio Biarritz, sobre 450 metros de arena fina. 

ver biarritz grande plage

Playa de Miramar 

biarritz playa del miramar

Y de una playa pasamos a otra. En este caso, a la playa de Miramar, que es justamente la continuación de la Grande Plage de camino hacia el Faro de Biarritz. Al no ser la central, es mucho más tranquila y podrás observar con tranquilidad la Roche Ronde o la Roca Redonda dentro del mar. Además, en esta playa encontrarás muchas escuelas de surf y de bodyboard, así que es el sitio perfecto para practicar deportes acuáticos. 

Playa del Puerto Viejo 

ver biarritz playa

Siguiendo con las playas de esta ciudad, también vale la pena hablar de la playa del Puerto Viejo o Port Vieux, en francés. Se trata de una playa familiar que está bien resguardada del viento, donde los niños pueden jugar sin límites y los padres disfrutar de un día de playa sin tener que estar pendientes de las grandes olas cada dos por tres. Pequeño recordatorio: esta playa está categorizada como “playa sin tabaco”. 

Playa de la Costa de los Vascos

También conocida como Côte des Basques, esta es una playa a la que tan solo es recomendable ir cuando no hay marea alta, debido a su disposición. Eso sí, se trata de un rincón espectacular rodeado de acantilados, con unas vistas fabulosas a las costas españolas, de aquí el nombre que recibe de Costa de los Vascos. Además, su arena fina y sus grandes olas hacen de esta playa otro lugar ideal para practicar el surf. 

Puerto de los Pescadores

Este puerto fue construido en 1780, aunque en sus inicios se trataba tan sólo de una cala pavimentada. Por lo tanto, el puerto propiamente dicho se inauguró en 1865, tras la construcción de dos diques, uno de ellos de 30 metros de longitud. Actualmente, la actividad pesquera se ha reducido considerablemente, y quedan ya pocos pescadores dedicados al oficio. Sin embargo, sigue siendo un lugar muy pintoresco y acogedor para visitar en Biarritz.

Por otro lado, el puerto de los Pescadores se ubica muy cerca del Rocher de la Vierge y del Plateau de l’Atalaye, por lo que es buena idea acercarse a esta zona pesquera durante el día, y volver cuando haya caído el sol, y es que la iluminación y la atmósfera que se respiran son ideales. 

Cloche du Plateau de l’Atalaye 

Ya que lo hemos mencionado, vale la pena saber de qué se trata. A medio camino entre el Puerto de los Pescadores y el Puerto Viejo, este lugar servía antiguamente como punto de observación de ballenas, por eso goza de las impresionantes vistas al mar. Además, desde aquí también se reunía la gente para esperar pacientemente el regreso de los pescadores, y se vigilaba con atención la llegada de posibles enemigos por vía marítima. 

Al final de la pasarela, en el dique de Gamaritz, podrás ver como la roca lleva el mismo nombre, y se encuentra en el mar y tiene una cruz blanca encima. ¡Las vistas son simplemente espectaculares! 

Rocher de la Vierge

El otro concepto del que hemos hablado y vale la pena entrar en profundidad a conocer es el Rocher de la Vierge, una de las mejores panorámicas que hay en Biarritz. También conocida como Roca de la Virgen, es todo un símbolo de la ciudad. Podrás acceder a ella a través de una pasarela, al fondo de la cual encontrarás la estatua de la Virgen María , bendecida por el cura de Biarritz en 1865, y las vistas al Golfo de Vizcaya, con la Grande Plage a un lado y la costa vasca al otro. 

Rocher du Basta

En este caso, también se trata de una roca única a la costa de Biarritz a través de una pasarela. En concreto, esta está menos atestada que el Rocher de la Vierge, pero igualmente tendrás unas espectaculares vistas del Golfo de Vizcaya. Para que la sitúes, se ubica a escasos metros del casino de Biarritz -que todo seguido te explico con detalle-, de la piscina municipal -a la que es buena idea acudir con los niños para refrescarte alguna mañana muy calurosa en la que estés harto de playa- y la Grande Plage. 

Casino de Biarritz 

Tanto si eres de los que van a casinos como los que no, el Casino de Biarritz tiene que ser otra de las paradas obligatorias de tu visita a esta ciudad, ya que es una insignia clarísima de este lugar. No hace falta ni que apuestes mucho dinero, simplemente pasea por su interior y admira la belleza de sus estancias: su art déco y unas inmejorables vistas a la Grande Plage. 

Y es que no es para menos: este edificio, que fue construido en el año 1929, fue declarado monumento histórico en 1992. En su interior, descubrirás diversas salas para jugar al póker, a la ruleta o al black jack, además de muchos otros juegos. Asimismo, el lugar cuenta con varios restaurantes, un teatro, y hasta una piscina. ¡Aburrirte no es una opción es este lugar!

Rue des Halles 

rue des halles biarritz

Callejear por las ciudades es la mejor manera de conocerlas. Una de las calles clave por la que tienes que pasar es la Rue des Halles. Es una idea perfecta si quieres salir a tomar algo, ya que encontrarás muchos bares y restaurantes con terrazas y un ambiente que anima a cualquiera. 

Rue Gambetta

Siguiendo el listado de calles que no te puedes perder de Biarritz, creo que también es una buena idea conocer la Rue Gambetta. Se trata de una de las calles comerciales más famosas de la ciudad, justo con la Rue Mazagran, y podrás encontrar de todo: desde tiendas al estilo “surfer” hasta las marcas de moda más sofisticadas. Sin duda alguna, si quieres una tarde de compras, este es el lugar ideal. 

Museo del Mar

El Museo del Mar está muy cerca del Orcher de la Vierge y de la Playa del Puerto Viejo, y se trata de un acuario marino que está dentro de un edificio art déco. Es una experiencia muy recomendable e interesante, sobre todo si vas con niños pequeños, ya que podrás observar miles de especies marinas, la piscina de las focas, la cueva de los tiburones, y muchos más animales del mar propios del Golfo de Vizcaya. 

Faro de Biarritz

faro biarritz

Un “must” en mayúsculas si vas a Biarritz de turismo es visitar su faro, situado en el cabo de Hainsart, ya que es muy representativo de la ciudad y una parte fundamental de su historia. Construido en 1834, este faro luce imponente gracias a sus 73 metros de altura. Actualmente separa la costa de Las Landas de la costa rocosa del País Vasco, y desde su parte superior podrás gozar de unas vistas que quitan el aliento. 

Boulevard du Prince de Galles

boulevard du prince de galles biarritz

Otro buen lugar para apreciar las maravillosas vistas del mar de Biarritz es el Boulevard du Prince de Galles. Si quieres vivir un atardecer de película, esta es una opción ideal: una noche distinta en la ciudad con mucho glamour, buenas vistas, buena comida y buen ambiente. ¡No te podrás resistir a esta experiencia!

Villa Belza

villa belza biarritz

Ya que hablamos del Boulevard du Prince de Galles, debemos mencionar la Villa Belza, ya que se encuentra a su lado. Primero, en 1923, fue un restaurante de lujo ruso y un cabaret, más tarde, en 1940, se transformó en unos apartamentos, y, tras varios incendios, en 1997 se restauró y actualmente se considera parte del patrimonio cultural de Francia. 

Iglesia de Santa Eugenia 

iglesia biarritz

Una de las iglesias que te recomiendo visitar en Biarritz es la de Santa Eugenia, nombrada así en honor a la mujer de Napoleón III, la emperatriz Eugenia de Montijo. Esta edificación se terminó de construir en 1903 y es de estilo neogótico. Llaman especialmente la atención sus vidrieras, hechas por Luc-Olvier Merson; y la cripta, donde está enterrado Gaston Larre, el que fue el primer cura de la parroquia en 1884. 

Si vas a visitar esta iglesia cerca de la hora de comer, lo mejor que puedes hacer es aprovechar para acercarte al restaurante Chez Albert, que se encuentra al lado, y comer el marisco fresco y de gran calidad que sirven en este negocio. Ahora bien, no es un lugar muy barato, así que ten en cuenta si está opción se ajusta a tu presupuesto. 

Iglesia Ortodoxa 

Esta iglesia fue construida en 1892, y para poderla decorar se importaron elementos directamente desde San Petersburgo (Rusia). De primeras, te puede sorprender encontrarte con una iglesia ortodoxa en Biarritz, de tradición cristiana, pero justamente este edificio se levantó bajo el liderazgo de la comunidad rusa en Biarritz, durante el dominio del Zar Alejandro III. 

Si nos centramos en su belleza arquitectónica, llama especialmente la atención su imponente cúpula al estilo bizantino, así como el pequeño jardín que hay. 

Hotel du Palais

hotel du palais biarritz

Uno de los emblemas de la ciudad es el Hotel du Palais, actualmente de 5 estrellas. En el siglo XIX, y tal y como he explicado al principio de este artículo, el Hotel du Palais fue mandado a construir por Napoleón III para su mujer, la emperatriz Eugenia de Montijo, en el año 1854. En esa época, era un edificio muy lujoso y el lugar de recreo de la burguesía europea. Actualmente, cuenta con un spa, dos grandes piscinas, un hammam, y todo tipo de servicios para desconectar del estrés y hacerte sentir que prácticamente eres parte de la realeza. 

Eso sí, como puedes imaginar, barato no es. Siempre puedes optar por opciones de alojamiento más baratas y tomarte este hotel como una parada más de tu ruta turística, o bien darte un pequeño capricho y dormir, ni que sea una noche, en un hotel tan histórico y relevante para la ciudad de Biarritz como lo es el Hotel du Palais. 

Mercado de Les Halles

Lo mejor que puedes hacer es aprovechar tu visita al mercado de Biarritz, el mercado de Les Halles, para conocer su producto local y comprar pescado de proximidad. Además de probar otros productos típicos, una muy buena idea es probar las ostras, que son muy típicas de aquí. ¡Este mercado no te decepcionará! 

Capilla Imperial 

Esta capilla la mandó a construir la emperatriz Eugenia de Montijo -que ya ha salido mencionada anteriormente en este post- en 1864, y está dedicada a la Virgen mexicana de Nuestra Señora de Guadalupe. 

Lo que hace de esta una parada obligatoria de tu visita a Biarritz es que la arquitectura que la caracteriza entremezcla el estilo hispano-morisco con el romano-bizantino. En su interior, la diversidad de colores te atrapará, ya que la combinación de tonalidades doradas y azules, juntamente con los mosaicos y azulejos, es realmente bonita. Y todo eso sin contar la madera policromada que decora todo el techo. Pura historia viva que merece la pena de ser vista. 

Monumento a los caídos

Es muy típico de Francia establecer en cada ciudad un monumento a los soldados caídos a causa de la Primera y la Segunda Guerra Mundial. En Biarritz también lo puedes encontrar, y verás escrito en su pared: “Aux morts pour la France”, que significa: “A los que murieron por Francia”. 

Cementerio de Sababou 

No a todo el mundo le gusta visitar museos cuando está de turismo, pero la verdad es que muchos de ellos tienen un encanto especial y una atmósfera muy particular, que les da un toque de misterio, paz y tranquilidad imposible de encontrar en ningún otro sitio. 

En el caso del cementerio de Sababou, en Biarritz, es muy grande e imponente, y te transportarás directamente a otra época. Si quieres hacer un paseo singular y distinto, y alejarte un poco del bullicio de la ciudad, este es el lugar ideal. 

¿Qué ver cerca de Biarritz?

Estos son los lugares que ver cerca de Biarritz:

Las playas de Anglet

A tan solo 4 kilómetros de Biarritz, encontramos las preciosas playas de Anglet. Recuerda que todas sus playas tienen dos partes bien diferenciadas, la zona para hacer surf y la zona de baño así que hay sitio para todos los públicos, todos los gustos y todos los colores. Hay muchas playas distintas, así que podrás escoger la que más te guste: Playa de la Chambre d’Amour, les Sables d’Or, Playa de Marinella, Les Corsaires, La Madrague, L’Océan, Playa de las Dunas, Playa de la Barre y Les Cavaliers. 

San Juan de Luz

san juan de luz biarritz

Otro sitio que visitar cerca de Biarritz es la ciudad de San Juan de Luz, una ciudad de corsarios. Vale la pena visitar la Casa de Luís XIV, la Casa de la Infanta, pasear por el precioso paseo marítimo y observar las divertidas y pintorescas casas coloridas que hay, o simplemente admirar el paisaje urbano y marítimo que conforma y define a esta bella ciudad costera. 

Otra de las paradas fundamentales que debes de hacer si visitas esta ciudad, es entrar en la Iglesia de San Juan Bautista para ver el barco de madera que cuelga del techo, así como la galería (también de madera) que rodea la iglesia, a modo de balcones. 

Por otro lado, recuerda que tendrás la opción de reservar algún que otro tour por San Juan de Luz, para así conocerlo con más profundidad. 

Bayona 

bayona biarritz

Es ciudad, situada cerca de Biarritz -a tan solo 9 kilómetros-, te va a enamorar. Las casas que la caracterizan son inconfundibles: sus vigas de colores y sus contraventanas de madera le dan a la ciudad un toque muy pintoresco y especial. Además de estas casas tan particulares, Bayona es famosa por su jamón y su chocolate, así que yo no me quedaría sin probar estos dos productos locales. ¡El paladar seguro que lo va a agradecer!

Hondarribia 

Esta vez dejamos atrás el País Vasco francés para adentrarnos en territorio español. En esta ocasión, para visitar la mágica Hondarribia, antiguamente llamada Fuenterrabía. Si ya has estado aquí alguna vez, entenderás perfectamente por qué la recomiendo. Y es que si buscáis rankings de los pueblos más bonitos de España, a menudo sale Hondarribia entre los puestos más favorecidos. Su caso histórico amurallado, sus buenos bares y restaurantes, sus casas con fachadas coloridas y llenas de flores, su playa, y el antiguo barrio de los pescadores, hacen de este un lugar emblemático y espectacular de visitar. Es imposible conocer a alguien que haya ido a Hondarribia y no le haya gustado. 

Guéthary 

Aunque es menos conocido que Bayona o Biarritz, este pueblo no se queda atrás en cuanto a belleza. Sus típicas casas al estilo vasco, sus zonas para jugar al camino de ronda o a la pelota vasca, y las playas donde puedes practicar surf, tomar el sol o bañarse en sus cristalinas y refrescantes aguas, te van a conquistar desde el minuto 1. Ya lo sabes, si vas en busca de un lugar cerca de Biarritz, donde poder disfrutar del mar con menos bullicio y más tranquilidad, Guéthary es tu lugar ideal. 

¿Dónde comer en Biarritz?

Para acabar, te quería presentar una lista con algunos de los mejores sitios en los que puedes ir a probar productos locales en Biarritz. Ya sea para hacer desayunos, para la hora de comer o de cenar, o simplemente para hacer algún pica-pica o tentempié, te traigo un listado con los mejores locales de comida de esta bella ciudad. Porque ya se sabe que, con buena comida, las cosas se disfrutan el doble. Y Biarritz, que es el paraíso, no podía ser menos. 

  • Miremont Pâtissier Chocolatier: la primera de mis recomendaciones es esta prestigiosa e histórica chocolatería de Biarritz, que data de 1872. Por aquí han pasado celebridades de la realeza como el Rey Alfonso XIII, Eduardo VII, la Reina Amelia de Portugal e incluso la Reina Natalia de Serbia, entre muchas otras personalidades destacables. No solo está riquísimo su chocolate, sino que el te, las pastas, los macarons y las galletas son otros de sus productos que debes de probar sin falta. ¡Todo está espectacularmente delicioso!
  • Chez Coco: ideal para pedir una pizza para llevar y tomarla tranquilamente en la playa, mirando el atardecer. 
  • Le Surfing: si quieres una cena de gala y refinada, puedes ir a este restaurante de Biarritz. Muy caro pero también muy rico todo, ¡a veces vale la pena y compensa! 
  • Cata y compra de pan y quesos en el mercado de Les Halles. Además de las ostras que hemos explicado antes, es muy típico de Biarritz el queso y el pan, así que ya que vas al mercado, no puedes dejar de consumir y probar este delicioso producto local y de proximidad. 
  • Pastelería Miremont: puedes tomar unas pastas en esta pastelería situada en Place George Clemenceau: desde chocolate y caramelos hasta sus típicas galletas maracones. 
  • Comer pescado frito en alguno de los restaurantes del puerto. Esta es también parada obligatoria si vas a Biarritz. ¡No te puedes ir de aquí sin probar su pescado local en uno de los restaurantes de su puerto pesquero!
  • Crepes de Le Manneken: ir a Francia es sinónimo de comer crepes, Y todo el mundo lo sabe. Así que no puedes ser menos e irte de este país sin haber probado alguna de sus maravillosas crepes. ¡Simplemente deliciosas! 
  • Le Cab: si eres fan de las hamburguesas, no puedes dejar escapar la oportunidad de acudir a este bar restaurante especializado en hamburguesas. 
  • Cafetería Dodin: para poder disfrutar de unas preciosas vistas al mar y empezar el día con fuerzas, no hay nada mejor que desayunar en la cafetería Dodin, con un buen café y un croissant típicos de Francia.

Comparte el post de: Qué ver en Biarritz

Código descuento para Free tours y Excursiones Encuentra más Viajes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.