GMD
 

Mirador Garbí

Garbí es como se conoce al viento que sopla del suroeste, procedente normalmente del Sáhara. Pero el Garbí no es solo esto. Garbí es también el nombre que recibe el mirador del Parque Natural de la Sierra Calderona, situado muy cerca de la ciudad de Valencia, en la província espanyola de la Comunidad Valenciana, y que atrae cada año muchas familias y enamorados de la naturaleza a realizar una ruta senderista que resulta ser siempre muy agradable y asequible para todos los públicos.  

mirador del garbi

La ruta circular que te llevará hasta el famoso mirador Garbí, situado a una altitud de 593 metros por encima del nivel del mar y con una longitud total de ruta de poco menos de 2 kilómetros y un desnivel casi inexistente, por lo que si tienes pensado hacer una escapada de fin de semana con los niños, es tu opción ideal. E incluso es muy buena idea venir aquí si eres un amante de la naturaleza o un romántico, y quieres sorprender a tu pareja con una cita diferente que termine con unas bonitas vistas a una espectacular puesta de sol que podrás apreciar desde este mirador cerca de los aires y el clima ideal del mar Mediterráno. 

Mirador de garbi

Así que ya sabes, si eres una de estas personas, no dudes en leer este artículo y enterarte de dónde, cómo y cuándo emprender esta ruta tan asequible y bonita por las montañas del Parque Natural de Sierra Calderona. Este parque, por cierto, fue declarado parque natural el 15 de enero de 2002, y limita con las comarcas valencianas de el Alt Palancià, el Camp de Morvedre, el Camp de Túria y l’Horta Nord, que se encuentra a tan solo 20 kilómetros de la capital valenciana, la bonita ciudad de Valencia, desde donde podrás hacer una fugaz escapada y desconectar de la rutina de la ciudad fácilmente. El parque natural de Sierra Calderona cuenta con una extensión de poco más de 18 mil hectáreas, y es en realidad una parte de la última elevación del Sistema Ibérico. 

Ahora ya sí, una vez situados en el contexto, procedo a explicar la ruta que debes seguir para llegar al mirador del Garbí. Recomiendo que vayas a pie, aunque también sea posible acceder en coche, porque normalmente está saturado de gente y de vehículos, y la Generalitat Valenciana intenta promover la movilidad sostenible para preservar el medio ambiente y su territorio. Así que, a la vez que ayudas al medio ambiente, aprovecha para disfrutar de un agradable paseo en buena compañía y gozar de unas maravillosas vistas al golfo de Valencia. 

¿Cómo llegar al Mirador Garbí?

vistas mirado de garbi

Para llegar al punto de inicio de la ruta a pie, tendrás que dirigirte desde Valencia por la carretera a la localidad de Serra o de Torres Torres. Una vez allí, debes tomar la carretera CV-310 hasta llegar a lo alto del puerto de montaña del Oronet (a 500 metros sobre el nivel del mar), punto desde el que deberás tomar el desvío a Barraix/ Garbí/ Segart a través de la carretera CV-334. Sin dejar el camino asfaltado, llegarás finalmente a una pequeña plaza donde hay la señal de “Parking”, lo que significa que estarás justo en el punto de inicio de la ruta a pie. Desde aquí, debes tomar un camino de tierra que será el que te llevará hasta el mirador del Llosar (el primero de la ruta, que se encuentra entre grandes rocas situadas sobre grandes acantilados), el Mirador y la Ermita del Garbí, es decir, hacia tu destino. 

mirado de garbi

Ruta hacia el Mirador Garbí

mirado de garbi

En la primera parada del camino tendrás delante tuyo al Pla del Garbí, una zona extensa que se caracteriza por la ausencia de estrato arbóreo, a raíz de un incendio que hubo en esta zona hace años y donde ahora destaca la vegetación arbustiva y regenerada después de dicho incidente. Delante de ti, encontrarás La Mola de Segart y, al fondo, el Golfo de Valencia. Ahora toca subir en dirección al mirador a través de un camino de color rojizo que sirve para demostrar a los turistas y visitantes de esta zona el rodeno tan característico de la Sierra. A lo largo del trayecto, verás que, entre la vegetación arbórea, predomina el pino rodeno, los madroños y los brezos. 

mirador de garbi

Seguimos el camino y pronto darás a tu izquierda con una área recreativa y de descanso, ideal para hacer un parón técnico en las grandes mesas de madera que hay habilitadas y reponer fuerzas con un poco de comida o agua, mientras los niños juegan un rato. Es en este punto también donde se ubica la Ermita de la Santa Creu, de moderna construcción, y que sustituye a su predecesora, la cual fue construida en 1787. Desde aquí podrás apreciar unas fabulosas vistas a los grandes precipicios cortados y peñascos que nos brinda el paisaje, así como el Valle del Palancia, el mar Mediterráneo y allí, a lo lejos, la bonita ciudad de Valencia. 

mirado de garbi

Incluso si tienes la suerte de ir a este lugar un día de buen sol y ninguna nube, el cielo despejado te permitirá apreciar el gran arco del golfo de Valencia: desde la Sierra de Irta hasta el Cabo de Sant Antoni, pasando por el Puerto de Sagunto, los parque naturales de la Albufera de Valencia, e incluso el Montgó. Además, en algunas ocasiones, si eres muy afortunado, quizás puedas ver las Islas Columbretes, situadas en frente de Castellón. 

mirado de garbi

La verdad es que, como puedes leer, las vistas son simplemente impresionantes. Y si vas al anochecer para ver la magnífica puesta de sol, ya ni te cuento. El plan romántico por excelencia si eres de la ciudad de Valencia o alrededores es este, ¡no lo dudes!

mirador de garbi

Ahora ya toca el camino de vuelta, que se hace por una pista forestal desde la que podemos observar el valle del río Palancia y, detrás de este, la Sierra de Espadán, perteneciente a la provincia de Castellón, y que es un parque natural de gran importancia dentro de la Comunidad Valenciana debido a su extensión y sus características ecológicas. Por este camino, te encontrarás con vegetación como madroños, lentiscos y coscojas, que permiten conservar el suelo y dotarlo de fuerza para evitar la erosión en época de lluvias. 

Finalmente, al cabo de poco tiempo, llegarás de nuevo al punto de inicio de la ruta, es decir, al parking de vehículos donde estará tu coche, y podemos ya dar por finalizada esta agradable ruta hacia el Mirador de Garbí. 

Como curiosidad os pongo una foto en el mirador de Garbí lleno de niebla

mirador de garbi con niebla

Otras actividades cerca del Mirador Garbí

Si después de realizar esta entrañable ruta hasta el Mirador Garbí te has quedado con ganas de más, no te preocupes. Por esta zona hay miles de actividades y excursiones diversas que puedes hacer, y que de bien seguro serán de mucho agrado para ti y toda la familia. Así pues, a continuación, te explico algunas opciones que vale la pena que tengas en cuenta si decides alargar tus días de visita a esta zona de Valencia. 

Caminata al Castillo de Serra

castillo de serra

Para visitar el castillo de Serra, que recibe el nombre de la misma localidad que lo donde se encuentra, también hay una ruta circular, en este caso de unos 7 kilómetros de distancia (por lo que tardarás un poco más de 2 horas a realizarla a pie). Esta ruta empieza en el ayuntamiento de la localidad de Serra y atraviesa las huertas tradicionales de Toixima y Ría, hasta llegar a la base del castillo (que data del siglo VIII-IX y que tiene orígenes árabes). Si sigues el recorrido del camino GR-10, más adelante pasarás junto a la Torre de Ría, igualmente de origen islámico que data del siglo VIII-IX y que fue un elemento defensivo y de vigilancia clave para el ya desaparecido pueblo de Ria. 

Pero, primero de todo, un poco de contexto. Este castillo se encuentra en el litoral valenciano, en Sierra Calderona, en la llamada Montanya del Castell, de 536 metros de altitud respecto al nivel del mar. Situada en lo alto del valle del Túria, se tienen unas preciosas vistas a la plana valenciana desde aquí. Si nos centramos en el castillo como edificio, debes saber que, como he dicho, fue construido durante los siglos XII y IX, y llegó a ser muy importante debido a su posición estratégica: se ubicaba en medio de los pases naturales de la Serra Calderona, además de ser una guarda perfecta para el paso de Alcalá. Esta edificación medieval tiene una amplia planta de 600 metros cuadrados, y vale la pena destacar la imponente torre mayor, de planta también cuadrada y de diez metros de altitud, situada al extremo norte-oriental.

Volviendo a la ruta senderista hasta el castillo, dispones de dos opciones distintas. Por un lado, el recorrido ofrece la posibilidad de ir por el camino de la derecha, es decir, por la senda tradicional que llegaba al castillo; o por el de la derecha, es decir por la pista que te llevará hasta la Font de l’Ombria, una fuente que abastecía la población de antaño y que hoy en día cuenta con una zona recreativa, perfecta para descansar un poco y reponer fuerzas para encarar con más ganas la parte final de la ruta senderista. Sea como sea, las dos opciones te van a llevar hasta el castillo deseado. 

Más adelante, una vez pasada esta fase, te encontrarás con una escarpada senda en ascensión, que es lo que sería el tramo final para llegar a nuestro destino. Ahora podrás apreciar por fin la belleza medieval de este lugar y sentir el paso de los años y la historia que evoca aún hoy en día estas paredes. 

Para llegar de vuelta al punto de origen de la ruta, se hace a través de la pista forestal que entra en el caso urbano y que cruza el Pont Nou, punto donde encontrarás la que tiene el nombre de Plaza del Castillo. De allí, finalmente, la calle Montalegre te devolverá al punto de información, y podrás dar por finalizada tu ruta excursionista al castillo de Serra. 

Sin embargo, también te quería informar que existe la posibilidad de hacer esta misma ruta en coches 4X4, ya que la pista forestal admite vehículos hasta los mismos pies del castillo. En este caso, el camino comienza en la plaza del Castillo y toma la pista forestal que cruza el Pont Nou. Desde allí, tan solo deberías seguir las indicaciones y recordar que el máximo de velocidad permitida es de 30 kilómetros por hora (¡y no te despistes, que hay un radar y diversos tramos de la ruta con piedras!). 

Excursión a la Mola de Segart

mola de segart

Cerca del mirador Garbí se encuentra la Mola de Segart, y ofrece la posibilidad de organizar una divertida y amena excursión en familia para llegar a su cima. En este caso, la ruta tiene una distancia total de casi 6 kilómetros, por lo que, de forma aproximada, se suele tardar 2 horas y media en hacer el recorrido completo. El desnivel acumulado es de 400 metros, por lo que es un recorrido fácil e intuitivo, y de baja dureza  (aunque hay rampas algo fuertes). 

La Mola de Segart, más comúnmente conocida simplemente como La Mola, tiene una altitud de 566 metros sobre el nivel del mar, y, como en los casos anteriores que te he ido contando, forma parte de la Sierra de Calderona. Además, como no podía ser menos, desde su cima hay unas vistas impresionantes tanto de las montañas que la rodean como del mar Mediterráneo, así que es una excursión que vale mucho la pena de realizar. 

Para llegar hasta aquí, en carretera desde Valencia tienes aproximadamente unos 30 minutos, por lo que es bastante asequible como escapada de un día o de fin de semana. Debes coger la carretera V-21 en dirección Sagunto-Barcelona-Teruel, y, en la salida 1A, desviarte hacia la V-23 Sagunto/Teruel. Sigue por esta carretera hasta la salida 7, en Albalat del Tarongers-Segart-Estivella, y toma la dirección hacia Segart. Una vez llegues al pueblo, lo mejor es aparcar por allí mismo y, desde allí, empezar la ruta a pie. 

mola de segart

Para esta ruta, hay que ir por el camino GR-10, en dirección hacia el Santo Espíritu, pasando por la Font del Campaner hasta llegar a un collado que desemboca en una pista. A la tercera salida, debes torcer a la derecha y abandonar el GR-10. Desde allí, hay que seguir la pista forestal hasta llegar a una subida que se eleva de Segart. Justo enfrente de este cruce, verás una senda que empieza a subir por en medio del monte en dirección a la Mola. Aquí ya solo queda ir subiendo poco a poco, hasta llegar finalmente a la cima de la Mola y disfrutar de las maravillosas vistas que nos brinda el lugar. 

El camino de vuelta se hace a través de una pista que va bajando en fuerte pendiente y que te conduce hasta otra pista que tomaremos hacia la izquierda, también de bajada. Finalmente, esta pista desemboca en la carretera que baja del Garbí: tómala en bajada y en escasos metros llegarás de nuevo al pueblo de Segart, es decir, al punto de partida de esta divertida excursión. 

La Ruta de las Cadenas

ruta de las cadenas

La Ruta de las Cadenas comienza a las afueras de la población de Segart, municipio valenciano del que hemos estado hablando, y te permitirá ver unas espectaculares vistas desde la Sierra Calderona. 

Esta ruta que te propongo cuenta con ciertos tramos de dificultad, por lo que no es como los casos anteriores en que todo el mundo sin problemas puede realizar esas excursiones. Eso sí, la experiencia y las vistas valen mucho la pena, así que estúdiate bien esta opción porque quizás te interese más de lo que puedas creer de buenas a primeras.  

Esta ruta senderista cuenta con una distancia de casi 4 kilómetros -3,9 para ser exactos- y un tiempo total de ascensión de una hora y media. Así, si haces el recorrido circular y regresas al punto de inicio, tardarás aproximadamente un poco más de 3 horas en hacer la ruta entera. 

La ruta a pie como tal empieza junto al apartadero de la localidad de Segart, desde donde verás el cartel del GR-10, el que deberás tomar e ir siguiendo las indicaciones que irás encontrando a través de las marcas rojas y blancas del camino. 

ruta de las cadenas

Al cabo de un rato de ir caminando por esta senda de densa vegetación, empezará el desnivel y la subida, puntos en los que deberás internarse entre paredes de grandes piedras para continuar el camino. Debes seguir hasta llegar a la llamada “La Canal”, una serie dde bloques y paredes de piedra verticales de grandes dimensiones. Tras pasar lo que parece un pasadizo, comienza el ascenso a través de las cadenas. La recompensa de esta difícil y fatigosa subida en la que tendrás que parar atención y tan sólo servirte de simples apoyos para seguir adelante es poder firmar un libro de visitas que se encuentra en una pequeña caseta. 

Desde este punto, puedes optar por bajar de nuevo por las cadenas -pero es bastante poco recomendable- o seguir hacia los miradores de Garbí y su ermita a través de un camino que te quedará situado justo a tu derecha. Después puedes volver al pueblo de Segart o bien a través de un sendero o bien a través de la misma carretera. Eso sí, recuerda que si escoges la opción de ir por el sendero, llegará un punto en que el camino de tierra resultará muy estrecho y deberás descender con mucho cuidado para no resbalar. A este tramo se lo conoce con el nombre de “Pedrera”. Las vistas, sin embargo, son simplemente impresionantes. Y ahora ya si, finalmente solo te quedará acabar de bajar por el sendero a través de las indicaciones del GR-10 “Segart por la Pedrera”. 

Excursión perfecta para pasar una jornada divertida y diferente, rodeado de naturaleza y vistas magníficas. ¿Qué más se puede pedir?

Comparte el post de: Mirador Garbí

Código descuento Airbnb Encuentra más Viajes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores
¿Quieres aparecer aquí? Envíame un email
info@gmdavid.com