GMD
 

Dehesa del Camarate

En pleno Parque Nacional de Sierra Nevada, en el término municipal de Lugros, a tan solo 60 kilómetros de la capital granadina, se esconde la Dehesa del Camarate, el nombre por el cual se conoce uno de los bosques mixtos mejor conservados de toda Andalucía. Esta ruta montañista, que se encuentra en la vertiente norte de Sierra Nevada, es también conocida bajo el adjetivo de “El Bosque Encantado”, y es que es un clásico visitarlo en plena estación otoñal, debido al increíble espectáculo de colores -verdes, amarillos, naranjas y rojizos- que forman las copas de los árboles. Este espacio natural es una pequeña reliquia de la naturaleza, que ha conseguido sobrevivir milagrosamente a la acción del hombre y a los desastres naturales. Todo un festival para los cinco sentidos. 

Dehesa del camarate

Se encuentra en la vertiente norte del macizo, en el término municipal de Lugros. La abundancia de agua y su orientación han propiciado una biodiversidad extraordinaria. En este auténtico tesoro de joyas botánicas se dan cita numerosas especies de árboles de hoja caduca y arbustos que ofrecen múltiples paisajes diferentes. 

Por este motivo, la Dehesa del Camarate atrae cada año a miles de personas, ya sean fotógrafos, naturalistas, senderistas, o simplemente turistas curiosos. Seas cual seas, la verdad es que no te puedes perder la oportunidad de ver este festival de la naturaleza en plena acción. 

ruta Dehesa del Camarate

Si eres de los que les apasiona el mundo de la escalada, también deberías saber que por encima de dicho bosque se encuentran varios tresmiles: el Picón de Jerez (3.090 metros), Puntal de Juntillas (3146 metros), Postero Alto el Cervatillos (3115 metros), Los CUartes (3156 metros), y el maravilloso conjunto del Lavadero de la Reina y las cascadas del Covatillas. Esta gran altitud no es de extrañar, ya que Sierra Nevada es el macizo montañoso con más altitud de toda Europa Occidental, tan sólo superado por los Alpes. 

La finca del Camarate ha sido dehesa de reses bravas hasta hace pocos años, en que fue comprada por la Junta de Andalucía e incorporada al Parque Nacional. Los toros y sus familias se encargaron de mantener alejados a los curiosos y al bosque en perfecto estado de revista, lo que ha dejado como resultado el bosque caducifolio más rico y mejor conservado de toda Andalucía Oriental. 

Dehesa del Camarate vacas

Desgraciadamente, y debido a la gran popularidad que ha cogido en los últimos años este precioso bosque, desde otoño del 2017 se controla el acceso al Parque Nacional los días de máxima afluencia. Es decir, los fines de semana de noviembre y diciembre. Por lo tanto, deberás reservar plaza antes de acudir, ya que el acceso está limitado a un total de 575 personas. Debes saber también que se corta la llegada de vehículos desde la carretera de Lugros, por lo tanto el acceso directo a la ruta de la Dehesa del Camarate la deberás hacer a través de lanzaderas que salen del mismo casco urbano de Lugros. La entrada es gratuita y estará controlada por personal autorizado del Parque Nacional de Sierra Nevada. 

Aunque todas estas restricciones y controles puedan parecer, a simple vista, un gran engorro, responden a un criterio muy simple: cuidar la naturaleza que nos rodea para poderla disfrutar entre todos y todas durante muchos años más. Si no tenemos cura del planeta, las futuras generaciones no tendrán opción a disfrutarlo del mismo modo que lo hemos podido hacer nosotros, y por eso debemos ser conscientes que, de vez en cuando, tendremos que hacer algún que otro pequeño sacrificio. 

Finalmente y antes de empezar a hablar de la ruta en sí, quería recordar un hecho que me llamó la atención y que creo que es importante que conozcas. En el portal de Reservas del Camarate, hay unas indicaciones que dicen: “Los vecinos de Lugros os pedimos que al terminar la ruta, os toméis una cerveza, un refresco o compréis pan o vino en el pueblo. Lugros se encuentra en riesgo de despoblación, como tantos otros pueblos pequeños. Si desaparecemos nosotros, desaparecerá el Camarate. GRACIAS”. Con estas palabras invitan a los visitantes y turistas a contribuir no solo a revivir la zona, sino a ayudar a los que viven allí durante todo el año. Con nuestro granito de arena, podemos hacer mucho por los vecinos de Lugros. ¡Además -todo hay que decirlo- su vino está buenísimo!

¿Dónde empieza la ruta Dehesa del Camarate?

ruta Dehesa del Camarate

La ruta Dehesa del Camarate, como he explicado con anterioridad, tiene los accesos restringidos del 26 de octubre al 8 de diciembre (aunque solamente los fines de semana y los días festivos), debido a la enorme afluencia de turistas que optan por hacerla en esta época del año. Es por eso que ahora, durante estos meses otoñales, la forma de acceder no es la misma que antaño. Sin embargo, te explico también cómo puedes acceder a la ruta sin tener en cuenta las restricciones, ya que durante el resto del año no tendrás que preocuparte del límite de aforo. 

Acceso en época no restringida: se llega desde el pueblo de Lugros, al cual previamente has tenido que llegar desde Purullena y tras pasar Marchal, Beas de Guadix y Polícar. Llegando a la altura de Lugros, y antes de que la carretera baje y cruce el barranco del Río Alhama, deberías salir a la derecha, junto a unas naves ganaderas, un carril que continúa paralelo al río, hasta que se introduce en su valle un par de kilómetros más arriba. Por ahí continúa unos 4 km hasta la entrada de la finca: es la Cañada Real de los Potros, una de las vías pecuarias que unen Granada con Jaén. Hasta esta entrada es posible llegar en vehículo, pero una vez llegados a este punto es mejor dejarlo junto a una de las alamedas de este tramo.

Acceso en época de acceso restringido (sábados, domingos y festivos del 26 octubre al 8 diciembre): El procedimiento para acceder a la ruta de la Dehesa del Camarate es ligeramente distinto que de la otra forma. Primero de todo, debes inscribirte en este formulario clicando al botón verde de “Inscribirme”: es muy fácil y sencillo de hacer, no te preocupes. Sino, también te dejo el número del Ayuntamiento de Lugros: 958 67 48 17, para cualquier duda que tengas al respecto. 

Una vez hayamos llegado en coche hasta el pueblo de Lugros, lo aparcamos allí y cogemos la Lanzadera de la Dehesa del Camarate, que son un par de microbuses de unas 30 plazas que hacen el recorrido desde el parking de los vehículos hasta la propia entrada de la ruta de la Dehesa del Camarate. Tiene un precio de 3 euros por persona, y te ahorrará prácticamente una hora a paso relajado de camino andando, tanto de ida como de vuelta. Así que, sobre todo si vas con niños, seguramente es mejor idea coger la lanzadera. 

El trayecto en lanzadera dura 10 minutos, a no ser que te encuentres vacuno en el camino, con lo que la duración se demorará hasta 20 minutos: pero el paisaje y la experiencia valen la pena. Por lo que respecta a los horarios de la lanzadera, son de 8:00 a 12:30 AM, y de 15:00 a 17:00 PM. Personalmente, creo que la mejor opción es coger la lanzadera de ida y volver caminando, así podéis disfrutar del paisaje a paso lento y con las pausas que necesitéis. 

Explicación de la ruta Dehesa del Camarate

Dehesa del Camarate camino

Allí donde te dejará la lanzadera o, si has llegado caminando, donde encontrarás una valla que restringe el paso a los vehículos, es donde empieza definitivamente la ruta de la Dehesa del Camarate. Allí, encontrarás un panel explicativo, que te dará unas pequeñas nociones de la gran cantidad y variedad de flora y fauna que albergan estas montañas del Parque Nacional de Sierra Nevada. Asimismo, el panel también indica las rutas y recorridos que puedes emprender desde aquí. 

Nada más empezar, encontrarás una bonita ermita en ruinas encima de unas rocas. Para mi es un sitio perfecto para descansar si habéis venido andando hasta aquí y no en lanzadera, además puedes aprovechar para sacar algunas fotos magníficas de la ermita en contraste con el paisaje de la naturaleza. 

Dehesa del Camarate

Desde este punto, empieza el ascenso. No es que esta sea una ruta de gran dificultad, pero si que es verdad que el constante desnivel te pondrá a prueba a lo largo de la ruta. De hecho, al tratarse de un rampa empinada puede cansar a los más pequeños de la família. Por eso te recomiendo llevar mochilas portabebés o idear algún juego entretenido para mantenerlos distraídos a lo largo de la subida. Por ejemplo, podéis aprovechar para examinar y aprender de la vegetación que os rodea: ¿cuáles son los árboles que hay a vuestro alrededor? Principalmente, hay una gran abundancia de robles melojos y de arces. Este ascenso transcurre al principio entre los árboles, y luego por una zona menos arbolada pero con unas vistas espectaculares a las zonas boscosas. 

Esta subida te llevará por la cabecera del río Alhama, un afluente del Fardes, y te sumergirá en un bosque de robles, salpicado de cerezos silvestres, arces, fresnos, mostajos, sauces y quejigos, que en otoño exhiben una variada gama de colores. El recorrido se inicia en el Horcajo, subiendo por el carril empedrado, atravesando la zona de reserva y ganando vistas a medida que se va ascendiendo.

vacas camino dehesa

Uno de los atractivos de la excursión, además de la variedad de colores de los árboles, es la posibilidad de ver animales como vacas que pastan por la zona, así como zorros y, con algo más de suerte, jabalíes o ciervos. ¡Ahora bien, recuerda que no debes dar de comer a los animales salvajes!

vaca ruta camarate

Entonces, llegamos al final de la loma y cambiamos de vistas, en dirección al sendero de gran recorrido Sulayr. A este sendero se lo conoce con el nombre de la “Montaña del Sol” o la “Montaña Dorada”, ya que era así como los musulmanes -que vivieron en Andalucía durante varios siglos- denominaban Sierra Nevada. El nombre que escogieron no puede ser más oportuno: describe a la perfección los colores que adopta esta montaña al darle el sol, cuando se cubre de un manto dorado. 

Este sendero circular se divide en 19 etapas y tiene un total de 300 kilómetros con los que se recorre toda Sierra Nevada. Así pues, emprendemos la subida hacia Sulayr, indicada con un cartel de madera. 

Esta nueva subida es bastante impresionante de hacer a finales de noviembre, cuando la nieve ya ha llegado a Sierra Nevada y cubre silenciosamente toda la montaña. Cuando fui, para mí fue un momento de gran paz interior poder caminar por encima de la nieve -debes ir bien preparado y con calzado adecuado- y sentir la conexión con la naturaleza, alejado del ruido y el estrés de la ciudad. 

Dehesa del Camarate casa

Tras casi 5 kilómetros, llegarás a la cumbre de la subida. Esta parte del recorrido finaliza en el Tentandero -por cierto, de los de más altitud de toda Europa-, una antigua infraestructura ganadera de la finca, hoy en día fuera de uso. De hecho, hay una gran explanada, perfecta para hacer una parada técnica y reponer fuerzas. También es un sitio adecuado para comer y ya emprender la vuelta por el mismo camino que has hecho hacia abajo. La verdad es que la ruta es más larga, pero depende del ritmo que lleve el grupo quizás es mejor volver una vez llegados a este punto.

ruta por la dehesa camarate

Desde allí, al otro lado de la loma, se encuentran Los Lavaderos de la Reina, otra de las rutas más bellas que hacer en Sierra Nevada, y que os recomiendo vehementemente que hagáis si tenéis la oportunidad, especialmente en época de deshielo, ya que la naturaleza te deleita con unas formas y unos paisajes magníficos. 

Volviendo a nuestra ruta de la Dehesa del Camarate, ¡es hora de regresar a su punto de inicio! Rehaz el camino de subida con cautela, disfrutando de cada detalle, de cada árbol y cada animal salvaje que encuentres, porque vale mucho la pena. Realmente, el descenso suele durar unos 40 minutos a marcha ligera, pero si vas haciendo pequeñas paradas para gozar del paisaje, este tramo se puede alargar ligeramente. Cuando yo fui, la nieve resultaba imponente: en algunos tramos, había más de 50 centímetros de espesor. 

¿Dónde comer en la Dehesa del Camarate?

A lo largo del recorrido, he ido citando algunos lugares que, bajo mi punto de vista, son mejores para hacer una parada, comer algo y reponer fuerzas. La verdad es que cualquier lugar es idóneo para comer, pero hay algunos puntos claves en los que tendrás más espacio y mejores vistas. Dos en uno. 

Por un lado, justo al empezar la caminata por la Dehesa del Camarate nos encontramos con la ermita en ruinas que he mencionado antes. A su alrededor hay bastante espacio para sentarse y descansar un rato, así como para picar algo si te apetece. 

Sino, mi sitio favorito para comer es la llegada a la cumbre, después de todo el ascenso de casi 5 kilómetros de distancia. La gran explanada que te encontrarás y las impresionantes vistas que tendrás te obligarán a pararte a observar la naturaleza en estado puro. Es el momento y el lugar perfecto para reponer fuerzas y comer, ya que además seguramente estarás cansado de toda la subida. De hecho, es el lugar favorito para comer de muchos de los senderistas que hacen la ruta de la Dehesa del Camarate. 

Eso sí, debes respetar en todo momento la naturaleza, y tener en mente que te encuentras dentro de un Parque Nacional, sito que goza de un interés paisajístico y animalístico muy elevado, y que por tanto hay que tratar con extremo respeto. No tires tu comida o tu basura a la montaña, guárdala y reciclala. 

¿Mejor fecha para hacer ruta de la Dehesa del Camarate?

Para que nos vamos a engañar, precisamente si durante los meses de otoño está restringida la ruta de la Dehesa del Camarate, es porque es la mejor época para hacerla. La enorme variedad de colores y tonalidades que adopta su diversa vegetación te dejarán impresionado. Su biodiversidad dinámica es de primera magnitud: encontrarás arces, robles melojos, cerezos silvestres, quejigos, serbales, tejos, y majuelos, entre muchos otros. 

Así pues, la naturaleza en esta ladera de Sierra Nevada adopta su mayor esplendor durante el otoño. Ahora bien, si eres de los que no quiere encontrarse con mucha gente por el camino y no puede ir entre semana -ya sea porque trabajas, vives lejos, etc- no desesperes. Y es que el Parque Nacional de Sierra Nevada está espléndido en cualquier época del año. 

Si decides ir en invierno, la nieve te cautivará de pleno. Ver el paisaje cubierto por una fina -o gruesa, depende de las nevadas del año- capa de nieve virgen y blanquísima es una terapia de choque para todos tus sentidos. Estirarte en la nieve, juega en la nieve, o simplemente observa la calma de la naturaleza envuelta por la nieve….una sensación casi mística. Eso sí, consulta la previsión meteorológica antes de salir para evitar malas experiencias en medio de la montaña. 

Por otro lado, si decides ir en los meses de primavera o verano, tienes la certeza que el buen tiempo estará de tu parte, y que podrás disfrutar sin miedo a niebla o lluvias de la ruta. Eso sí, recuerda que te encuentras en Andalucía, una de las Comunidades Autónomas más calurosas de la província española, y que los meses de verano pueden ser peligrosos para hacer deporte si no vas bien equipado. Ponte calzado y ropa cómoda y, sobretodo, hidrátate en abundancia y de manera constante. ¡Y no te olvides de la crema solar! 

La pluralidad y variedad de flora y fauna que alberga este lugar de las sierras granadinas es realmente impactante, vayas en la época que sea del año. He hecho, cada estación tiene su magia particular y sus secretos, que harán de tu ruta por la Dehesa del Camarte, una experiencia inolvidable. 

¿Cuantos kilometros tiene la ruta de la Dehesa del Camarate?

El recorrido más común y, por lo tanto, el mayor señalizado de la ruta de la Dehesa del Camarate, es el que tiene una extensión total de casi 10 kilómetros (5 de ida y 5 de vuelta, aproximadamente). Así pues, la duración habitual para hacer el recorrido es de 3 horas, divididas entre la hora y media de subida y la hora y media de bajada. 

Sin embargo, si decides alargar la ruta e ir un poco más allá, puedes llegar a establecer un recorrido de entre 18 y 20 kilómetros de distancia, incluyendo ida y vuelta. 

También dependerá de si decides ir caminando hasta el inicio estipulado de la ruta de la Dehesa del Camarate o llegas -o vuelves- desde allí en las lanzaderas de las que he hablado antes. Eso sumaría un total de 2 kilómetros más a tu ruta, uno de ida y uno de vuelta. 

Para ponerte en contexto, debes saber que la altura mínima de la ruta se sitúa en 1288 metros, y la mayor altitud alcanza los 1862 metros. Por lo tanto, hay una ganancia de altitud de más de 600 metros, y unos desniveles importantes que suman un total de 536 metros de desnivel acumulado. Repito, esta ruta no presenta una enorme dificultad, pero si que es verdad que hay que ir bien equipado, tanto física como mentalmente, porque los desniveles pueden jugar en tu contra. Ir acompañado suele ayudar en estas ocasiones, ya que vas más distraído y no se te hacen tan pesadas algunas subidas. 

Además de un calzado adecuado, crema solar, agua y provisiones alimenticias, es muy buena idea traer una cámara de fotos. La ocasión y el lugar valen mucho la pena. Finalmente, te recomiendo madrugar y empezar de buena mañana la ruta si quieres evitar aglomeraciones de personas, ya que en ciertos días del año, la ruta de la Dehesa del Camarate está masificada y no puedes disfrutar del paisaje con la misma tranquilidad. 

Espero que os haya gustado la ruta de la Dehesa del Camarate, si queréis conocer más rutas de senderismo, podéis clicar en el enlace

Código descuento Airbnb Encuentra más Rutas Senderismo

Comentarios en Dehesa del Camarate:

  1. Guille |

    No conocía esta ruta por la dehesa de camarate! voy a investigar más sobre ella para hacerla en primavera, la verdad es que las fotos son super bonitas!

    1. David Gutiérrez |

      Gracias por tu comentario! cualquier consulta de la Dehesa del Camarate, escríbelo por aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores
¿Quieres aparecer aquí? Envíame un email
[email protected]